Me fui.

Ésa noche yo no hacía anda.

Divagaba.

Sentado, entre sueños y miedos.

Solo, llorando y riendo.

Sumergido.

Ésa noche yo no hacía nada.

Ensimismado.

Recordando lo viejos tiempos,

vislumbrando los venideros.

Sonriendo.

Ésa noche yo no hacía nada.

Reía.

Dibujaba risas Giocondas,

me burlaba de mi vida.

Loco.

Ésa noche yo no hacía nada.

Solo.

No, la inmensa noche me acompañaba.

Las estrellas y la luna.

Pasó un cometa, me monté en él y…

Me fui.

¡Vámonos!

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s