Vida de perro.

Bienvenido al bufet mi cuadrúpedo amigo. Llegaste en el momento exacto. Los comensales de este restaurante, tan lujoso, siempre dejan buenas porciones que los dependientes vienen a depositar a estos cestos para la basura. Cuanto desperdicio, y mientras tanto muchos muriendose por hambre. Sabes, dicen que aquí se come bastante bien, que la comida no es tan mala como en otros lugares, no señor. A ver, que encontraste, ¡oh! Es una buena porción de filete, y con algunas papas fritas. Yo aún no logro conseguir nada bueno, nada que pueda deleitar este exquisito paladar. Cada quien lo suyo o…prefieres que compartamos los alimentos… ¡Eh! Mira lo que he encontrado, es una botella de vino, le quedan un par de copas, claro, si contáramos con ellas. Yo beberé de la botella y a ti te tiraré un poco en ese plato, de acuerdo. Bien. Listo, ahora sí a comer.

¿Qué haces por estos rumbos, mi perro amigo? Ah, porque sólo los buenos amigos comparten…los alimentos. Me has caído bien, y creo que yo a ti ¡salud! Por esta nueva amistad. Que te parece si ahora nos presentamos, mi nombre es…hace tanto tiempo que lo olvidé, no recuerdo como me llamo, pero bueno, algunas personas me llaman vago, limosnero, pordiosero, borracho, y toda esa clase de calificativos despectivos que utiliza la gente para nombrarnos a nosotros, lo errabundos. No me parece nada mal. No me molesta. Si tan sólo supieran nuestra historia: el porque algunos andamos dando tumbos por las calles… ¡Ya te encontré un nombre! Te llamarás Masiosaré. Sí, ese nombre te agradó. Pero que voz tan estentórea tienes ¿Cómo cuántos años tendrás? Puesto que me doy cuenta de que ya no eres un cachorro. Déjame observar tus colmillos, así podré calcular tu edad ¡mmmh! Haz de tener alrededor de unos…3 años a lo mucho. En edad humana haz de tener entre 20 y 25 años, aproximadamente. Mi edad…También la olvidé. Lo único que recuerdo es que el último cumpleaños fue cuando me perdí.

En realidad no me perdí. Quise huir de los problemas, de la monotonía. Quería ser libre y hacer lo que me viniera en antojo. Sin tener que rendirle cuentas ha nadie. También hubo otros motivos. Exacto amigo, una mujer. Se nota que a ti también te ha ido de la patada con las féminas. Comencé a recorrer las calles aquel día en que la sorprendí con otro hombre en el departamento y la cama que compartimos durante 5 largos años. Ese año, en el que la atrapé, nos íbamos a casar. Me deprimí tanto que comencé a recorrer las cantinas, bares y compartí cuartos de hotel con algunas…brujas noctámbulas, hasta que se gastó toda la plata. Dentro de todo lo acaecido yo me sentía, y me siento, muy feliz. Hubo momentos en los que pensé en regresar a casa puesto que ya no me quedaba nada, no tengo nada. Pero sabes una cosa, descubrí que tengo mucho. Tengo el día, entero para mí; tengo la noche, con todas sus estrellas para mí; tengo el viento, tengo la lluvia, tengo el Sol, tengo la calle, nunca me falta una confortable…banca para dormir, tampoco unas cuantas páginas de periódico que me sirvan de cobijo. Y siempre están los grillos para el arrullo y el trinar de los pájaros para el despertar. Todas estás cosas que ya no percibía, que las había olvidado, y que ahora no las cambio. ¡Soy libre y todo esto es mío! Dime ¿hay algo más bello que todo esto?

La soledad, lo que en realidad yo llamo libertad. El hombre tiene miedo de estar solo porque al encontrarse en éste estado es libre, y se pierde, y no sabe que hacer, puesto que, desde hace mucho tiempo, siempre ha estado sujeto a estar bajo las ordenes de alguien. Es dependiente, y los que se dicen independientes…se lo agradecen a Dios, entonces ¿son independientes o dependientes?

La familia. Soy solo en este mundo, mis padres murieron en un accidente. Hermanos no tuve. La demás familia está lejos, no se en dónde. Si, Masiosare, las personas son volubles. Me costó trabajo llegar hasta donde llegué. Me costo muchos sacrificios obtener lo que tuve. Y, sabes, cuando tuve ahí estaban todos mis “amigos”. Nunca, ni por un instante me quedaba solo, siempre había alguien, por lo regular una mujer, o dos. Sí, era tremendo. Durante mi huida, algunas amigas y un par de amigos me ayudaron a…derrochar el dinero, y conforme éste se iba gastando, ellos se iban desapareciendo, hasta que me quedé solo. Y descubrí que el ser humano: los moralistas, los dobles moralistas, los tibios, los conservadores, los persignados, en fin, Masiosare, los hipócritas son mi nausea. Ya no hay hombres libres, como en antaño. Ahora todos se encuentran atrapados en sus trabajos, cegados por la rutina, no ven más allá, enclaustrados en sus problemas ¡maldita rutina!

Las personas. Yo tuve una holgada posición económica. La gente fue muy respetuosa conmigo siempre. Pero ahora, al verme en estas fachas, me tratan peor que si fuera un delincuente. Que si hueles mal, que hiedes a alcohol, que si eres un drogadicto y violador, en fin. Pero ellos, las sociedad, los hipócritas, esos impíos que huelen a perfumes franceses, que van a misa todos los domingos para expiar sus pecados, y así comenzar una semana con el alma limpia, esos dobles moralistas, que están perdidos en su rutina y que se la pasan criticando, a veces hieden peor, son más crueles y despostas, más delincuentes que uno, para que les sirve tanta cultura ¿para qué?, para qué tantos principios. Esos que piensan que la calle es una pasarela, como si la ropa, al igual que los coches, y toda esa clase de enseres, te dieran cultura y educación. Eso individuos son mi nausea.

Así es Masiosare, tuve preparación. Fui a la universidad, estudié la carrera de filosofía. Me gradué con honoris causa, en Historia. Tengo un doctorado. Ahora estudio el comportamiento del ser humano. Y que mejor que hacerlo vagabundeando. En la calle hay mucho material para escoger. Aquí traigo mi ensayo. En otro momento te lo leeré.

Pero qué hay de ti, Masiosare. Se ve que eres de buena cepa. Veamos: buen pelaje, negro el lomo, dorado el pecho, orejas paradas, cola como la del zorrillo, negra por arriba y blanca por de bajo, toscas las canillas y muy buenas garras, el hocico teñido de café, largo, robusto, tan robusto como yo…jajaja…noto que tus amos cuando te procuraban lo hacían con lujos. Mientras eras cachorro todos te consentían, pero creciste y esos mimos fueron desapareciendo, y te abandonaron en el patio trasero, o quizá en la azotea, sin que les preocupara si llovía, si hacía frío, no les importaba el clima mientras ellos estuvieran a gusto, en fin, Masiosare. Si no me equivoco eres de la casta del pastor alemán.

Vamos a ser una muy buena mancuerna. Platícame que te trajo a la vida de vagabundo. ¿Tus dueños se hartaron de ti y te echaron a la calle? O ¿cerraron la puerta del garaje sin darse cuenta de que habías salido? Ya sé ¿una perra? Sí, eso fue. Te perdiste. Saliste detrás de un par de nalgas de perra. También has llevado una vida de perro como la mía. El hombre, nuestra perdición. A ti te han apedreado, te han ahuyentado, te patean, te alejan de ellos, igual hacen conmigo, pero qué tal cuando dicen, hipócritamente: el perro es el mejor amigo del hombre. De pronto uno de esos hipócritas te ha tirado un mendrugo de pan, igual que a mí. Pero eso sí, esperando que Dios se lo multiplique ¡todo se en nombre de Dios! Convenencieros. Si tan sólo lo hicieran por humanidad, pero no, es por conveniencia. Humanidad ¿qué es eso? Eso ya no existe.

¡Qué vida de perro!

A veces es más digna la vida de un perro que la de un ser humano.

Ya es tarde. La noche es esplendida. Mira cuantas estrellas, todas son nuestras. Cómo pasa el tiempo. Es hora de ir en busca de una cama para dormir. Anda, vamos al parque a encontrar una banca confortable. Aquí traigo un poco de periódico para cobijarnos, claro, alcanza para los dos.

2 comentarios

Archivado bajo historia

2 Respuestas a “Vida de perro.

  1. Mi querido Amigo tambien le llamo Soledad a mi libertad…
    Me gusta tu texto, tiene un tema triste y a la vez le das su toque ironico, me gusta.
    Te dejo mis saludos y un beso esperando te encuentres bien de salud y feliz con los tuyos.. Yo perdida en vacaciones.. en estas tierras mexicanas..😀

  2. Como predijiste, me a gustado mucho la historia😉 cuanta sabiduria esconde, amigo mio.

    un saludo😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s